Facebook

La Varicela o Peste cristal



¿Qué es varicela?

La varicela es una infección vírica contagiosa que produce una erupción característica con comezón y formada por grupos de manchas pequeñas, planas o elevadas, ampollas llenas de líquido y costras.

¿Cómo se contagia?

La varicela, que es muy contagiosa, se transmite por microgotas transportadas por el aire y que contienen el virus varicela zoster. Una persona con varicela es muy contagiosa en cuanto aparecen los síntomas y sigue siéndolo hasta que las últimas ampollas hayan formado costras. El periodo de incubación es de 14 a 21 días.
Una persona que ha tenido varicela desarrolla inmunidad y no puede contraerla de nuevo. Sin embargo, el virus de la varicela zoster permanece inactivo en el cuerpo tras la infección inicial de varicela y a veces se reactiva más tarde, causando herpes zoster.

¿Qué síntomas produce?

Los síntomas comienzan entre los 14 y los 21 días después de la infección. En los niños, la enfermedad empieza con un período de uno a cinco días de ligero malestar, con inflamación de ganglios del cuello y de la nuca y, en algunas ocasiones, dolor en las articulaciones.
La garganta no se inflama pero se pone roja al inicio de la enfermedad. En los adolescentes y adultos, estos síntomas precoces pueden ser muy leves o incluso no producirse en absoluto.
También aparece una erupción leve que dura aproximadamente tres días: empieza en la cara y el cuello y rápidamente se extiende hacia el tronco, los brazos y las piernas. A medida que aparece, la piel enrojece, particularmente en la cara. Aparecen manchas rosadas en el paladar, que después se funden hasta conformar una placa rojiza que se extiende hacia la parte posterior de la boca.
El diagnóstico se basa en estos síntomas típicos. Sin embargo, muchos casos de rubeola se diagnostican erróneamente o son leves y pasan inadvertidos.

¿Puede tener complicaciones?

Los niños habitualmente se recuperan de la varicela sin problemas, pero no es raro que un niño llegue a presentar de 250 a 500 ronchas, cualquiera de las cuales puede infectarse o dejar cicatrices permanentes. Cada vez más niños desarrollan infecciones graves de la piel causadas por estreptococos del grupo A, después de padecer varicela. Algunas de estas infecciones pueden tener consecuencias graves. Dentro de las complicaciones menos comunes en los niños se encuentran inflamación del cerebro, pérdida del equilibrio y neumonía.
Sin embargo, la varicela puede ser grave o incluso mortal en los adultos y sobre todo en personas (niños o adultos) con un sistema inmune deficiente. En los adultos, la neumonía es la complicación más común de la varicela y se presenta en casi el 20% de los adultos infectados.

Prevención y tratamiento

Existen vacunas eficaces, seguras y bien toleradas que protegen contra la varicela.
Los casos de varicela leve sólo requieren un tratamiento de los síntomas. Colocar compresas húmedas sobre la piel alivia la comezón. Debido al riesgo de infección bacteriana, es importante lavar a menudo la piel con agua y jabón, mantener las manos limpias, las uñas cortas para minimizar el rascado y la ropa limpia y seca.

Av. Tabancura 1515, Vitacura, Piso 1° Edificio Chañaral, Santiago.
Teléfonos: (02)2371 9062 – (02)22482064. — Email: vacu.altotabancura@gmail.com
Inicio Nosotros Ubicación Cotización Contacto Mapa de Sitio

Vacunatorio Internacional Alto Tabancura: "Nada ha salvado más vidas en el mundo, que las vacunas."

©2009 NAF para VacunatorioAltoTabancura